contacto

Historia Dominicana

Sábado
May 27
Tamaño del texto
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Historia Republicana José Abreu Cardet aportando a la historia dominicana: "Luperón y la Solidaridad con Cuba"

José Abreu Cardet aportando a la historia dominicana: "Luperón y la Solidaridad con Cuba"

E-mail Imprimir PDF

"LUPERÓN Y LA SOLIDARIDAD CON  CUBA"
(Especial para historiadominicana.com.do)
"En 1868 los cubanos se sublevaron contra España. Después de algunos éxitos iniciales el imperio lanzó contra ellos sus mejores tropas. Recurrieron a la guerra de guerrilla, vivían en bosques y sabanas. Allí conformaron una República que parecía más extraída del imaginario que lo real. Mientras, en el exterior, se fue conformando una emigración de perseguidos, en especial del occidente de la isla hasta donde no había llegado la contienda y los independentistas se vieron obligados a pasar al extranjero. La mayoría se refugió en los Estados Unidos y crearon una colonia relativamente importante en lo económico y lo político. Estos cubanos del exilio organizaron varias expediciones. Las más importantes  salieron de los Estados Unidos. Pese a la persecución del gobierno, los independentistas cubanos lograran burlar, en no pocas ocasiones, la vigilancia de aduaneros y guardacostas y conducir expediciones hasta las costas cubanas.

En las Antillas se organizaron pequeñas expediciones conducidas en botes o goletas; aunque su realidad material, comparada con las organizadas en los Estados Unidos, era mediocre, tanto por la cantidad de hombres como por los equipos bélicos que conducían. Parecía que en las Antillas, por sus condiciones económicas y políticas objetivas, tan solo se podían fraguar estas  empresas menores. Sin embargo, en 1871, desde el país más pobre (Haití), se intentó organizar una expedición portentosa trasladada en un navío y con cientos de hombres y una gran cantidad de armas, parque y otros equipos. Esta seria conducida en el buque Hornet.

El general cubano Julio Grave de Peralta (1) fue el encargado de organizarla, para lo cual se trasladó al exterior desde los campos de combate Cuba.

El viaje desde Cuba estuvo rodeado de múltiples dificultades y peligros tanto en la marcha hacia la costa como durante la travesía. Grave de Peralta acompañado de un reducido grupo de patriotas logró llegar a Jamaica.

Tras una breve estancia en la colonia británica, viajó a Nueva York y se entregó a los trabajos de preparar su expedición. Los emigrados cubanos habían adquirido el buque  Hornet, abanderado en Estados Unidos, para armarlo en corzo y hostigar el comercio español en la isla. La idea no pudo fructificar. De todas formas el Hornet trasladó a Cuba una expedición que desembarcó el 7 de enero de 1871, solo que el alijo fue capturado en tierra poco después de retirarse el buque. (2) El buque, guiado por Francisco Javier Cisneros, responsable de la expedición en alta mar, llegó a Port au Prince la capital de Haití, y allí quedo bloqueado por un buque español que ancló no muy lejos, en espera de que saliera para capturarlo. La dirección de la emigración cubana en el exterior designó a Julio Grave de Peralta para que organizara una nueva expedición en el Hornet.

Grave de Peralta llego a Haití el 1ro. de junio de 1871. Se mantiene allí hasta noviembre de 1871, cuando ante la imposibilidad de organizar la expedición se trasladó a los Estados Unidos. Varios factores influyeron en el fracaso. El fundamental fue la falta de recursos.

En los días en que se organizaba la  empresa revolucionaria ocurrió un fenómeno hasta ahora desconocido en la historia de Cuba y Dominicana. Grave de Peralta había puesto su esperanza que a la expedición se iba a  incorporar un grupo de dominicanos. Conocía de la calidad humana de los combatientes de ese país. Como dijo el general cubano Calixto García :

los dominicanos, que han sido verdaderamente nuestros maestros y que han hecho la guerra en Cuba con cuantos recursos le ha sugerido su inteligencia. (3)

En su diario personal Grave de Peralta reflejaba las muchas gestiones que realizó para intentar incorporar a la expedición a un grupo de dominicanos que residían en Haití. Pero la guerra civil que se desarrollaba en Republica Dominicana lo impidió. No obstante, quedó el testimonio del general cubano sobre la solidaridad de los dominicanos, y en especial el general Luperón quien estaba dispuesto a combatir por la independencia de Cuba. El fracaso de la expedición lo impidió. Quedó el testimonio excepcional de la solidaridad desde dominicanos anónimos hasta el gran héroe que fue Gregorio  Luperón.
A continuación reproducimos fragmentos del diario personal del general Julio Grave de Peralta donde hace referencia a los dominicanos residentes en Haití que se ofrecieron a integrar la empresa del Hornet.

Junio, jueves 1, a bordo (4) ( 1871)

A las seis de la mañana salimos para Jacmel y después de un buen viaje llegamos a este al amanecer. Aquí encontré a los señores Betances (5) y Basoras. Con ellos tuve una conferencia, según se me indica en mis instrucciones, y estos opinaron que no podría hacer la organización en esta república consecuencia de la revolución de Santo Domingo. (6)

Jueves 8  (junio 1871)

Hoy a consecuencia de ser feriado no se ha podido hacer nada mañana quizás me vea con dos dominicanos que pueden ayudar a la organización, según me asegura el señor Fernández. El que esperamos desde ayer aun no ha venido. Este es Agente del General Cabral (7) en la revolución en Santo Domingo contra Báez (8) y por esta razón creemos Fernández y yo que se haya muy ocupado.
Viernes 9 (junio 1871)

Hoy temprano hemos salido contra Báez (9) y por esta razón creemos Fernández y yo para vernos con varios dominicanos, los vimos pero han quedado de venir a nuestra casa esta misma tarde.
Esta noche he tenido una entrevista con dos dominicanos y uno de ellos me ha ofrecido reunir ochenta hombres para ir a Cuba, mañana día diez por la noche sabré definitivamente si se puede o no contar con ellos.

Sábado 10 (junio 1871)

A consecuencia de una derrota de los Baistas le dieron a Cabrales no hemos podido vernos con los dos señores esta noche.

Domingo 11 (junio 1871)

Hoy nada se ha podido hacer a causa de no estar en su casa los señores antes indicados.
Pourt au Prince, lunes 12 de junio
Hoy he salido para ver a los dos señores dominicanos y han quedado sin falta alguna venir a casa del señor Fernández esta noche a las siete. Nada se ha podido hacer a consecuencia de esperar el resultado de estos dos.

Martes 13 (junio 1871)

Anoche estuvo el señor Ezequiel, uno de los dominicanos y he quedado de que vayamos al campo sobre Santo Domingo para ver si podemos hacer alguna organización. El cree que haremos algo. Aun cuando no en número considerable. El señor Fernández es de opinión de que vaya al campo. De acuerdo con el señor Fernández debo ver a un señor dominicano llamado Mejia para ver si quiera trabajar en otra organización. Vi a este señor y me ha dicho que me dará razón mas tarde sobre el particular, otro señor dominicano me ha ofrecido ayudarme a la organización que hemos emprendido, yo sin embargo de que el señor Fernández cree que se pueden reunir hombres suficientes yo lo dudo.

Miércoles 14 (junio 1871)

Vi al señor Mejía pero éste se halla enfermo y esto le impide hacer hoy nada.

Domingo 18 (junio 1871)

Hoy me ha dicho Ezequiel (el dominicano) que necesitaba hablar conmigo a consecuencia de tener algunos paisanos suyos embullados para ir a Cuba.

Lunes 19 (junio 1871)

Hoy he sabido que han llegado varios dominicanos que desean ir a Cuba y además un granadino. (10) Este último ha venido a verme para el enganche. He quedado de que venga esta noche, para convenir y he encargado que me vea al dominicano que puede arrastrar a los otros,
Lunes 26 (junio 1871)


Hoy he visto un dominicano que quizás vaya a Cuba. Nada se ha hecho de nuevo.

Miércoles 12 (julio 1871)

Hoy ha quedado un dominicano de hacer una organización de hombres para Cuba. El dirá mas tarde cuanto importa el enganche de cien hombres.

Lunes 17 (julio 1871)

Anoche vi al dominicano que había quedado de hacer una organización o ayudar a ella, me ha dicho que hay uno que hará una de cuarenta o cincuenta hombres; pero que hasta la semana entrante no sabrá cuanto demandará de costo de aquella.

Miércoles 26 (julio 1871)

El C. General dominicano Martínez y el C. cubano Céspedes me ofrecieron una visita para hablar de asuntos referentes a la patria, debiendo tener lugar mañana 27.

Jueves 27 (julio 1871)

Hoy he sido informado de que el general Luperon (11)se halla en Cabo Haitiano con la mejor disposición para ir a Cuba prestando sus servicios este informe lo he tenido de los C.C. Robert y Acebedo quienes lo tuvieron del C. Mateo Pérez; en este concepto conferencio con el señor Fernández y fuimos conformes en que pasara el que suscribe a avistarme con dicho jefe, puesto que puede venir según informes un número crecido de expedicionarios, a consecuencia de esto salgo mañana 28 para Cabo Haitiano.

Día 28 (julio 1871)

Al A. G. de la Rep. C. M. Aldama  (12)

Adición a la comunicación del C. A. G (13) No 17 (14)

En este momento se me ha informado que el general dominicano Luperón se halla en Cabo Haitiano separado de la campaña (15) y como el mismo tiempo se me ha dicho que tiene la mejor disposición para ir a Cuba a prestar sus servicios y que hay allí un crecido número de dominicanos que le pueden seguir, he resuelto después de conferenciar con el señor Fernández y estar de acuerdo conmigo el pasar a Cabo Haitiano y avistarme con el citado general Luperón después de saber bajo las condiciones que dicho señor quiere ir a Cuba en el caso que así sea le daré cuenta de eso y lo demás que ocurra en mi viaje.
Concluyendo ésta he recibido una carta de un señor dominicano con el cual me había entendido días pasados, cuya copia le incluyo: Aquí la carta. (16)

Por ello verá que es natural que se originen gastos los cuales no se pueden evitar en momentos en que ya el vapor está listo y que en mi concepto solo se espera por los efectos y expedicionarios que debe conducir. El general Luperón, según informes que he tenido se encuentra en el Cabo Haitiano dispuesto a prestar sus servicios en Cuba, así como otros dominicanos que allí se encuentran también en este concepto he dicho al señor Fernández que le escriba para saber si podemos contar con él, no pasando yo mismo a verlo por ser necesaria mi presencia aquí.

Viernes Día 28 (julio 1871)

A consecuencia de haber recibido una carta del señor P. Y. Miron determiné no salir para el Cabo, por exigir el contenido de aquella mi permanencia en ésta.

Día 30 (julio 1871)

Con esta fecha he escrito al C. general M. Gómez (17)con objeto de que vigilen las costas para lo que pudiera ofrecer en caso de un desembarco. (18)

Día 31 (julio 1871)

Llegó el individuo que esperábamos señor Miron y de la conferencia tenida con él resulta que podemos contar con treinta hombres siendo fácil la organización de mas en caso de que se pase allí, ha sido preciso para cubrir algunos gastos hechos y por hacer poner a disposición de dicho individuo la suma de veinte pesos.

Agosto 1 (1871)

En esta fecha sale el señor Miron para Ceiba con el objeto de hacer venir un señor, el día 12 para que se aviste conmigo y me sirva de práctico en caso que determine pasar a aquel lugar y además ver si logra más gente".

NOTAS

1--Julio Crecencio del Rosario Grave de Peralta y Zayas Bazán, nació en Holguín, ciudad de la parte oriental de Cuba, el 24 de abril de 1834. Se levantó en armas contra España en octubre de 1868. Alcanzó el grado de mayor general. En marzo de 1871 se traslado al exterior para conducir una expedición hacia Cuba. En junio de 1872 logró desembarcar al frente de una expedición. Murió en combate, el 24 de junio de 1872, a las pocas horas del desembarco.
2--Milagros Gálvez Aguilera: Expediciones Navales en la Guerra de los Diez Años 1868 1878, Ediciones Verde Olivo, Ciudad de La Habana, 2000, p. 176.
3--Diario personal de Calixto García archivo particular de Juan Andrés Cue Bada, Santiago de Cuba.

4--Se refiere que había escrito estas notas a bordo del buque de pasajeros que lo condujo a Jacmel
5--Emeterio Betances, patriota puertorriqueño que ayudó activamente al movimiento independentista cubano.
6--En este criterio se pone evidencia la estrecha relación entre las dos Republicas que ocupan la isla de la Española. Lo que ocurriera en una podía influir en la otra.
7--José Maria Cabral, general dominicano. Fue uno de los héroes de la Guerra de Restauración y presidente de la Republica. Figura de gran influencia en la política interna dominicana en los momentos en que Grave de Peralta preparaba la expedición del Hornet. 
8--Buenaventura Báez, presidente dominicano contra quien se hacia en esos momentos una revolución.
9--Buenaventura Báez, presidente dominicano contra quien se hacia en esos momentos una revolución.
10--Natural de Colombia.
11--Gregorio Luperón, destacado patriota dominicano. Nació en Puerto Plata el 8 de septiembre de 1839 y murió el 21 de mayo de 1897. Fue uno de los héroes de la Guerra de Restauración. En la época que ocurren los hechos narrados por Julio, se encontraba en el exilio por su oposición al gobierno de Báez.
12--  Miguel de Aldama agente general de Cuba en el exterior
13--  Abreviatura de Ciudadano Agente General. 
14--Se refiere a un documento que le había enviado a Miguel de Aldama, Agente General de la Emigración revolucionaria cubana que radicaba en los Estados Unidos.
15--Se refiere a la guerra civil que se desarrollaba en esos momentos en Republica Dominicana.
16--En el diario no se reproduce la carta.
17--Máximo Gómez Báez general dominicano y uno de los héroes de la guerra de los cubanos contra España
18--Máximo Gómez era en estos momentos jefe de la división de Santiago de Cuba que abarcaba la costa sur de la provincia de oriente en Cuba. Por lo que nos hace pensar que Grave de Peralta  pensaba desembarcar por esa costa.

Nota sobre el autro de este ensayo:
José Miguel Abreu Cardet nació en Holguín el 4 de julio de 1951. Fue historiador e investigador adjunto del Ministerio de Cultura y profesor adjunto de la Universidad de Holguín, licenciado en historia en la Universidad de La Habana. Se desempeñó como especialista en la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos del Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Holguín. Miembro de la UNHIC, UNEAC, Asociación de Historiadores del Caribe y Academia de Historia de República Dominicana.  Laboró como investigador en el Museo Provincial de Historia y en la comisión de historia del PCC, fue director del Museo Casa Natal de Calixto García. Ha obtenido los premios de la ciudad: en 1987 (testimonio) y 1997 (historia), Ramiro Guerra 2000, Regino Boti 1994 y 2002; José María Heredia 2004. Entre sus obras publicadas se encuentran: Calixto García en España (coautor, Comisión Provincial de Historia, Holguín, (1985). Campaña desconocida de Máximo Gómez (Comisión Provincial de Historia, Holguín, 1986). Mambises internacionalistas (Comisión Provincial de Historia, Holguín, 1987). La columna 32 en combate (coautor, Dirección Municipal de Cultura, Holguín, 1988). El sitio en Holguín (Comisión Provincial de Historia, Holguín, 1988). Julio Grave de Peralta. Documentos de la guerra en Cuba. (Coautor, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1988). Holguín: dos siglos de internacionalismo y solidaridad (folleto, Sección de Investigaciones Históricas, Comité Provincial del PCC-DOR, Holguín, 1989). José Abreu Cardet labora actualmente en el Archivo General de la Nación, institución en la que dirige el área de Investigación y realiza interesantes investigaciones en el Fondo Colonial, la Colección Herrera y en el Fondo de la Anexión a España.

 

Resaltados

 

Un nuevo libro de Alejandro Paulino Ramos: "El Paladión: de la ocupación militar norteamericana hasta la dictadura de Trujillo"

Está circulando desde el juveves 15 de diciembre el libro: "El Paladión": de la ocupaci...

 

Alejandro Paulino Ramos escribe: "Orígenes y trayectoria de la sociedad civil en la República Dominicana, 1916-1961"

 (Este ensayo acerca de los "Orígenes y trayectoria de la sociedad civil en la Repúblic...

 

20 de octubre de 1961: "!Libertad!, !Libertad! El grito de Octubre" y "Los masacrados del octubre de 1961"

 ¡Libertad! , ¡Libertad! El grito de octubre" y  "Los masacrados de Octubre del 1961"...